Constelaciones Familiares



ACERCA DEL PARADIGMA FENOMENOLÓGICO DE LAS CONSTELACIONES SEGÚN BERT HELLINGER
Todos pertenecemos a distintos sistemas, y esta pertenencia sigue determinados órdenes. En el caso de la familia, todos los miembros, incluyendo aquellos que están ausentes por muerte o separación, están ligados a estructura familiar e interactúan con los otros miembros. Esta interacción tiene a veces, características “desordenadas”, con lo que Hellinger denomina actos de “amor ciego”, que traen angustia y sufrimiento a los individuos y al sistema. Una forma de reordenar esto es dando un lugar en el corazón a todos los del sistema, inclusive los excluidos, para que ninguno de los integrantes deba tomar sus energías para devolverlos al sistema.
Esto mismo se puede ver en sistemas no familiares.
Constelando, las relaciones dentro del sistema pueden verse las dinámicas no resueltas o “desordenadas”, y la influencia de las mismas en cada individuo y hacer visible la causa de determinados conflictos. Reconocer y aceptar lo que es libera y permite el desarrollo del sistema y sus integrantes, recirculando la energía del Amor.

PARTICIPAR EN UN TALLER DE CONSTELACIONES FAMILIARES:
Hay distintas formas de participar en un taller de constelaciones familiares, como participante o para constelar el sistema que desees. Se crea un círculo que llamamos “campo” en el que se llevan a cabo ejercicios de las Órdenes del Amor para todos los participantes y las Constelaciones de aquellos que lo soliciten, y dentro del cual queda todo lo trabajado, protegido por el Respeto y el Amor.
Una constelación familiar se indica en el caso de que alguien quiera ampliar su mirada sobre un tema de su vida, vinculado con un “sistema”, que puede ser su familia, su grupo de pertenencia, etc.
Para constelar el propio sistema, se expone brevemente el tema y se, elige dentro del grupo representantes de las personas que forman el sistema en cuestión. De esta forma, cada uno va entrando en la energía de su representado, y desarrollando el lugar que desempeña el sistema.
Con este método se puede ver entonces, cualquier “desorden”, o cualquier implicación sistémica que esté afectando a los involucrados, y de esta forma, reconocer lo que es, y ordenar según los movimientos del Espíritu.

Suscríbete a nuestra Lista de Correos