El complejo de Jonás (de la Sombra y El Viaje del Héroe)



Sabemos que “somos uno”. Sin embargo, parte de la condición humana y de las implicaciones de tener ego, nos mantiene en la ilusión de separatividad, lo que nos dificulta comprender la unidad de todo lo que existe. Vemos al mundo, a los demás y al universo todo como separados, y nos identificamos con la porción ilusoria de nuestro vehículo, al que le damos valor de certeza.

Varios paradigmas espirituales, filosóficos y científicos apuntan a recordarnos la unidad y permitirnos trascender las ilusiones.

El psiquiatra suizo Carl Gustav Jung describió el Inconsciente Colectivo. Este concepto hace referencia a un elemento no consciente y que nos es común a todos los humanos. una suerte de mente colectiva a la que todos tenemos acceso y de la que todos formamos parte, que se maneja con lenguaje simbólico, particularmente los arquetipos.

Uno de los conceptos vinculados con esta descripción es el de la Sombra, es aquella parte de nuestra mente inconsciente de la cual nos avergonzamos o tememos, debido a que juzgamos de "miserias" a varios de estos aspectos, y a la cual habitualmente nos negamos a mirar, y nos suele costar trabajo aceptar. TAmbién allí se encuentran latentes otras capacidades, aquellas que nos impulsan a desarrollar nuestro más alto potencial. Son aquellos elementos de nuestra mente que nos estimulan a recorrer nuestro camino iniciático de evolución de nuestras máximas capacidades humanas, realizar lo que hemos venido a hacer, y nos permiten trascender.

Abraham Maslow, acuñó el nombre de “Complejo de Jonás”. Se basó para ello en el relato Bíblico, el cual nos narra cómo, frente al mandato Divino de ir a la ciudad de Nínive y reconvenirlos por sus pecados, Jonás se asustó y temeroso subió a una nave con intenciones de escaparse. Dios- nos sigue contando el libro sagrado- envió una tormenta e hizo naufragar el navío, pero envió un gigantesco pez, tal vez una ballena, para que se lo tragara y a la vez lo protegiera. Tres días permaneció Jonás en el vientre de la criatura. Finalmente la bestia lo expulsó en una playa. Después de esto Jonás ya no huyó de su destino, no escapó de su misión y aceptó entrar en su camino del héroe, su camino iniciático. Este recorrido de Jonás, implica el encuentro con la caída y llegar al fondo de sí mismo, condición muchas veces indispensable para emprender el camino.

Todos tenemos un camino iniciático que recorrer Joseph Campbell nos habla de las etapas del camino del héroe.
1 El héroe en su ambiente natural, cotidiano.
2. La llamada, que puede ser una llamada interna, una sensación o necesidad de cumplir la razón para la cual existe, aunque aún no tenga claro exactamente cual pueda ser.
3. El rechazo o negación inicial ante el presentimiento de las grandes dificultades del camino y la duda de sus capacidades.
4. El encuentro con el guía o mentor, el cual le señala el camino y le muestra las armas o herramientas que debe usar.
5.El comienzo del recorrido y el encuentro con la primera prueba. El cruce de la primera puerta.
6. El encuentro y reconocimiento con enemigos desconocidos y aliados inesperados.
7. Continuación del camino, éxitos parciales.
8. La prueba terrible. El enfrentamiento con fuerzas poderosas que ponen en peligro su vida física, mental o espiritual.
9. La obtención de la recompensa.
10. El camino de regreso.
11. Enfrentamiento final , caída y resurrección. Se sobrepone a todas las dificultades apelando a todo el conocimiento adquirido hasta entonces.
12. El retorno final con la obtención del conocimiento o el tesoro para compartirlo con todos los demás. Con frecuencia este retorno está enmarcado dentro de una unión o matrimonio, símbolo de lo que los alquimistas denominaros la Conjuctio Opossitorum o unión de los opuestos. Recordemos que la culminación del camino interior implica la aceptación y comprensión internalizada de que: “Todo es Uno”, de allí que no existan los contrarios pues lo Uno no puede tener opuestos.

Tags: viaje del heroe    maslow    jung    campbell    sombra    arquetipo    tarot    astrología    akasha    registros    laura lagos    mauricio onetto   

Suscríbete a nuestra Lista de Correos