Sobre la psicología y patología de los así llamados fenómenos ocultos


Resumen de la Tesis doctoral de Carl G. Jung

Publicado por "Cuadernos de Pensamiento Junguiano" n° 14

Traducción por primera vez al Español:
21-23 de Agosto de 1998
Dr. Horacio Ejilevich Grimaldi,
Presidente de la Fundación C.G. Jung de Psicología Analítica de la República Argentina
y la Lic. Nora Fabro.

Pcia. de Buenos Aires. R. Argentina. Analista junguiana.
Miembro de la Fund. C.G. Jung de Psicología Analítica de la R. Argentina.



Introducción.
Ciertas condiciones de inferioridad psicopática y estados alterados de conciencia, previamente pensados como fenómenos ocultos, están siendo discutidos para ser clasificados y para resolver los previos desacuerdos al respecto, de los mismos entre las autoridades científicas.
Estos incluyen narcolepsia, letargo, automatismos ambulatorios, amnesia periódica, sonambulismo, y desvanecimientos patológicos, que son atribuidos a veces a la Epilepsia, Histeria, o Neurastenia y como a veces como entidades patológicas en sí.
La excepcional dificultad al definir estos estados va mas allá de sus propios límites y un caso de sonambulismo se presenta para ilustrar los problemas de clasificación.
Una mujer soltera de 40 años, contadora y tenedora de libros en una gran firma, había estado en un estado de gran nerviosismo durante algún tiempo y tomó unas vacaciones.
Mientras caminaba en un cementerio, comenzó a romper flores y a golpear las tumbas, sin recordar nada de lo acontecido posteriormente.
En un asilo en Zürich reportó haber visto personas muertas en su cuarto y en su cama y haber escuchado voces llamando del cementerio. La conclusión fue que la paciente sufrió una inferioridad psicopática con una tendencia a la Histeria.
En su estado de agotamiento nervioso, ella había simulado un estupor epileptoide como resultado de una dosis extraordinariamente grande de alcohol, los ataques desarrollados dentro del sonambulismo con alucinaciones, que se presentaban a si mismos como percepciones externas fortuitas de la misma manera que en los sueños.
Cuando se recuperó de su estado nervioso, los síntomas histériformes desaparecieron. Otros casos de sonambulismo y los hallazgos de otros investigadores están discutido brevemente ( en 17 referencias )
Jung, C.G, Trabajos Recopilados de C.G. Jung, Vol. 2 °. Ed., de la Universidad de Princeton, 1970. 260 pag. ( p. 17-30 ).
Un caso de sonambulismo en una muchacha con pobres antecedentes de legado familiar (médium espiritualística )
Anamnesis.
Estados sonambulísticos.
Los registros de sesiones.
Detallados registros de un caso de sonambulismo en una muchacha de 15 años de edad, con poderes de medium espiritualista, cuya familia había exhibido síntomas de excentricidad y desórdenes de personalidad. Los registros de miembros familiares revelan alucinaciones en estado de vigilia, comportamiento excéntrico y bizarro, aberraciones de personalidad, largos períodos de trances, y grados variables de comportamiento neurótico y psicopático. Su propio comportamiento estuvo reservado, a pesar de que fue sujeta a repentinos cambios de humor.
Intelectualmente pasaba desapercibida, y pobremente educada.
Su madre fue tiránica y con disciplina inconsistente y su padre había muerto durante la adolescencia temprana de la paciente.
Su capacidad como una médium espiritualista emergió cuando intentó mover una mesa para su entretenimiento.
Esto se desarrolló y mejoró rápidamente y dramáticamente, hasta que pudo comunicarse con fallecimientos de familiares y sus conocimientos y mímicas de los muertos de quienes supo solamente por habladurías.
Gradualmente, los gestos fueron acompañados por palabras, hasta que actuó todas escenas dramáticas, logrando retratar un rango completo de emociones y utilizando Alemán literario estándar fluidamente - aunque hablaba solamente el dialecto rural en un estado despierto -.
Al principio los trances ocurrían espontáneamente, comenzando como ataques de sonambulismo que ella era capaz de predecir; posteriormente pudo inducirlos a voluntad.
En el despertar gradual, un estado de éxtasis fue generalmente seguido por catalepsias con flexibilidad cérea.
S. (nombre supuesto del caso) exhibió dos diferentes personalidades conjuntamente o en sucesión, cada una para contrarrestar el dominio de la otra. Los estertores de los diálogos registrados en las sesiones son presentados ,en los cuales una variedad de fenómenos psíquicos y ocultos tuvieron lugar ( automatismo , clarividencia, presentimientos, presagios, y descripciones de visiones).
Algunos se tornaron manifiestos a través de psicografías y algunos a través de voces de muchas y diferentes personas, principalmente familiares fallecidos de S.- su abuelo en particular.-(1 referencia ).
Jung, C. g. trabajos Recopilados de C.G. Jung, Vol.2 o.Editorial de la Universidad de Princeton, 1970. 260 p.( pag. 30-43).
Volúmenes de los Trabajos Recopilados de C.G. Jung
Un caso de sonambulismo en una muchacha con pobre legado familiar. Médium espiritualística.

El desarrollo de las personalidades sonambulísticas
Los romances.
La ciencia mística.
Los detalles fenoménicos del caso de una muchacha de 15 años que ocurrieron durante episodios sonambulísticos.
A la solicitud de atención de las sesiones espiritualistas de S. los nombre de personas muertas bien-conocidas y a veces nombre de personas desconocidas aparecieron.
El espíritu guía era el abuelo de S. que producía máximas Bíblicas, edificando observaciones y libros de versos y canciones que presumía haber compuesto el mismo no estando esto en concordancia con el real carácter del abuelo.
Una personalidad posterior, que habló con un diferente acento, fue frívola y superficial. Cuando comenzó a dominar las sesiones, el carácter serio de éstas no se pudo sostener y los encuentros fueron suspendidos por períodos.
Todas estas personalidades tenían acceso a toda la memoria de la médium, incluyendo el inconsciente.
En estos trances, la conciencia de S exhibió una fantasía extraordinariamente rica.
Ella estaba casi totalmente amnésica acerca de los fenómenos automáticos durante el éxtasis, pero tuvo una memoria clara de otro fenómeno conectado al Ego tal como glosolalia
Después de cada trance de éxtasis sufría amnesia, que era gradualmente remplazada por memorias fragmentarias.
En sesiones posteriores, S. describe algunas de sus experiencias en el mundo de los espíritus, donde poseía un nombre especial, Ivenes. Como tal, entendió y habló el lenguaje de los espíritus.
Se refirió a moradores de estrellas y el sistema de canales Marciano M, y los seres que viven en Marte.
Ivenes, que hablaba como una persona madura y seria, en contraste de otras personalidades, directamente controló el semi-estado sonambulístico de S.
Había encarnado ella misma numerosas veces sobre los siglos, y descrito algunos de sus estados y aventuras románticas.
Posteriormente aún, S desarrolló un sistema místico completo del cosmos, que fue recibido de los espíritus, y explicado en un diagrama.
Las sesiones interesantes y significativas entonces finalizaron. Después Jung cesó de asistir. S. fue descubierta engañando en una sesión. S. cesó subsiguientemente de tomar parte en las sesiones, y se empleó en un negocio donde fue aparentemente exitosa. Su carácter también mejoró y se hizo calmó, estabilizó se tornó mas, sin posteriores anormalidades.( 2 referencias ).
Jung, C.G, Trabajos Recopilados de C. Jung, Vol. 2 o. Editorial de la Universidad de Princeton, 1970.260 p.( pags. 44-61).
La discusión del caso.
El estado despierto.
·Semi- sonambulismo.
Automatismos
Diversos aspectos de sonambulismo están discutido en estudiar el caso de una muchacha de 15 años de edad. Estaba mentalmente ausente. Desarrolló una variedad de ánimos, fue razonablemente inteligente pero de mente estrecha.
Su memoria era buena, pero afectada por distracciones. Su falta de lectura demostraba distracciones histéricas y exhibía un estado de sueño patológico.
Su génesis era espontánea, y considerada usualmente como histérica.
En su caso, el malinterpretar, la tipificación psicológica de los sueños sonambulísticos era un síntoma prodomal de ulteriores eventos.
Durante un tiempo antes y después de los ataques sonambulísticos estaba en un estado de preocupación.
En este estado de seminsonambulísticos, se encontraba grave y dignificada, en contraste de su usual personalidad.
Dió la impresión de actuar, con considerable talento dramático, el papel de una mujer madura.
Su conversación estaba dividida casi equitativamente entre respuestas a preguntas reales y alucinatorias.
Los fenómenos de movimientos automáticos de la mesa, psicografía, y otros automatismos fueron observados.
El movimiento de la mesa ocurrió en su mayor pronunciamiento de forma en estado de vigilia que luego desarrolló generalmente en semi-sonambulismo, con el pródromo anunciado por alucinaciones.
En psicografía, otros fenómenos que ocurren bajo hipnosis parcial, se dirigen a la mente consciente cuando la sensibilidad está retenida y al inconsciente cuando está anulada.
En la segunda sesión, la coincidencia del descenso de oscuridad y la brusca irrupción del abuelo muerto pareciera haber provocado una profunda hipnosis, que favoreció las alucinaciones.
Una personalidad totalmente nueva (el abuelo de Jung) apareció.
Esta fue probablemente una separación de la ya existente, que bordeó el material disponible más cercano para su expresión.( 32 referencias ).
Jung, C.G, Trabajos Recopilados de C. Jung, Vol. 2 o. Editorial de la Universidad de Princeton, 1970 260 p ( pags. 61-78).
El cambio en el carácter.
La naturaleza de los ataques sonambulísticos.
El origen de personalidades inconscientes.
El desarrollo de personalidades alternativas en el sonambulismo se discute en el caso de una joven muchacha.
Una revisión de varios casos en la el estudio de la literatura indica que el segundo estado está separado generalmente del primero por un episodio amnésico con un quiebre en la personalidad consciente y un cambio en carácter.
En el caso de S. ningún había desajuste amnésico.
La transición fue gradual, y la continuidad de la conciencia estuvo preservada.
Considerando la edad de S. (15 años), se supone existía una conexión entre los desajustes y los cambios fisiológicos de carácter en la pubertad, se aclaran en el examen de la segunda personalidad, Ivenes.
Ivenes era la continuación de el yo de S., y en conjunto la totalidad de los contenidos de su consciencia.
La calma compostura de Ivenes, su modestia y reserva, su más uniforme inteligencia y confianza fue una mejora en carácter de S. Pero Ivenes da a la impresión de ser un producto artificial, sugeriendo el prototipo de la clarividencia de Prevorst.
Ivenes fue lo qué S. deseaba ser en 20 años, una segura, influyente, sabia graciosa, y piadosa dama.
La discusión sobre S., difería de otros soñantes patológicos ya que no podía ser demostrado que sus representaciones no fuesen objeto de sus intereses diurnos.
Sus romances "mostraron las raíces subjetivas de sus sueños".
Había abiertos y escondidos amores, con nacimientos ilegítimos y otras secuencias sexuales. La teoría de la reencarnación de S. en la cual ella era la ancestral madre de miles, era una fantasía característica de la pubertad.
La causa principal de esta imagen clínica era la necesidad turgente de la paciente, un sueño de amplio contenido de deseo sexual.
En la segunda sesión, S. tuvo un desmayo del que despertó con memoria de algunas alucinaciones. Pero dijo no haber perdido conciencia.
Etiológicamente, dos elementos deben ser considerados:
La influencia de la Hipnosis y la excitación psíquica.
La característica descripción de las aperturas histéricas es que son disturbios subyacentes, ninguno de ellos se dirige tan profundamente para atacar la textura básica del Complejo del Yo.
En algunos casos, generalmente extremadamente bien conciliados, es el puente. Las diversas personalidades estuvieron agrupada alrededor abuelo de S. y Ulrich von Gerbenstein. ( 44 referencias ).
Jung, C.G, Trabajos Recopilados de C.G. Jung, Vol. 2 o. Ea.,
Universidad de la Universidad de Princeton, 1970. 260 p. ( pags. 78-88).
La discusión del caso.
El curso del desorden.
Acrecentamiento del desempeño inconsciente.
Conclusión.
En la presentación de un caso de sonambulismo en una muchacha jóven, el curso excepcional de los desórdenes está discutido. El caso completo comenzó y alcanza su climax en un plazo de 4 a 8 semanas. Luego se nota una declinación.
Los caracteres manifiestos durante sus ataques de sonambulismo, que habían sido bien diferenciados, comenzaron a combinarse
Los ataques se encontraron disminuidos en frecuencia y intensidad y emergió un cambio de sonambulismo a estado de reposo. Siguiendo los episodios, el carácter de S. se hizo más placentero y más estable, reminiscencia de otros casos en los cuales la segunda personalidad de la paciente remplazaba a la primera.
Los síntomas de somnambulisticos son particularmente comunes en la pubertad, y muchos casos bien-conocidos en esta edad son citados.
El aumento de la personalidad inconsciente, está definido como el proceso automático cuyos resultados no están disponibles para la actividad síquica consciente del individuo.
Los pensamientos leídos por el sentido del movimiento de mesa y cryptomnesia ( el advenimiento dentro de la conciencia de una imágenes memoriales que no están reconocidos como memoria) están incluidos.
La imagen criptomnésica puede devenir a la consciencia de tres maneras:
a) sin la mediación de los sentidos, como una idea repentina cuyo origen está oculto.
b) por la mediación de los sentidos, como en las alucinaciones; o
c) mediante automatismo motor. En este caso, el sistema místico esa S. desplegó puede ser considerado como un ejemplo apertura de desarrrollo inconsciente que trascendio su inteligencia normal.( 17 referencias ).
Jung, C.G, Trabajos Recopilados de C.G. Jung, Vol. 2 o.Editorial de la Universidad de Princeton, 1970. 260 p. ( pags. 89-92).
Malinterpretaciones en la Histeria.
En respuesta a la revisión de un trabajo anterior, se reiteran los desacuerdos en los abordajes sobre la Histeria, y las teorías se apoyan en las interpretaciones de un caso clínico.
Un paciente se confunde frecuentemente en la escuela, generalmente substituyendo una palabra dialectal Suiza por la palabra en el texto.
Desde que las palabras fueron sinónimas, probando que el significado estaba comprendido, no había razón para que una persona saludable reprodujera la palabra incorrectamente.
Esta clase de equivocación era considerado un indicador de Histeria.
S. leía mecánicamente, de modo que el conjunto de procesos psíquicos era fallido
En el caso de S., como en las confusiones con respecto de la Histeria, la conexión formal fue rota pero el sentido quedó preservado.
Esta está explicado por la hipótesis de una conciencia de división: además del Complejo del Yo, que sigue sus propios pensamientos, otro complejo consciente se pone en funcionamiento.
El complejo del Yo de S. fue desplazado del acto de leer por otras ideas, pero el acto continuó automáticamente y formó un pequeño complejo autónomo que, incluso comprendió correctamente pero reprodujo de manera modificada.
Las confusiones histéricas son significativas en cuanto demuestran el estallido de funciones psíquicas del complejo del yo, que son característica de la Histeria; También demuestran la fuerte tendencia de los elementos síquicos hacia su autonomía.
Jung, C.G, Trabajos Recopilados de C.G. Jung, Vol.2 o. Ea., Universidad de Princeton, 1970.260 p. ( pags. 95-106)
Criptomnesia
Una discusión teórica se presentó en cuanto a la Criptomnesia, memoria oculta y la distinción entre memoria directa e indirecta, que tienen la cualidad común de ser individualmente conocidas, a pesar de ser posible reconocer una asociación como evocación de imagen.
La combinación de imágenes sella la cualidad de ser pasibles de conocimiento.
La palabra "combinatoria" es utilizada dado que la originalidad reposa solo en la combinación de elementos psíquicos y no en los materiales.
Esta asociación puede ocurrir sin la asistencia desde la consciencia.
Drásticas ejemplificaciones de este tipo son provistas por la Histeria, que es una caricatura de los mecanismos psicológicos normales.
En histéricos, un complejo de memoria, poderosamente sensitivo, a pesar de no estar presente en la consciencia en ese momento motivan ciertas acciones desde sus bases en el inconsciente como si estuviesen presentes en la consciencia consciente.
El Inconsciente puede percibir y asociar autónomamente. Todas las nuevas ideas y combinaciones de ideas están premeditadas por el inconsciente.
Cuando la consciencia llega al inconsciente con un deseo, ha sido el Inconsciente el que le ha otorgado este deseo.
Cryptomnesia, un término técnico proveniente de la literatura científica Francesa, está definido como el proceso psíquico en que una fuerza creativa automática provoca que memorias perdidas reaparezcan en fragmentos considerables y con claridad absoluta.
La reaparición de impresiones largo tiempo olvidadas pueden estar explicadas por la fisiología del cerebro, que nunca olvida cualquier impresión, sin importar su pregnmancia.
Bajo condiciones especiales, sendas de viejas memorias remergen con fidelidad fotográfica.
El trabajo de los genios consiste en construir estos rastros en estructuras nuevas y significativas.
Un estado de anormalidad mental en algún grado está considerado por muchos un adjunto necesario a genio, como es ilustrado por un pasaje de "Zarathustra " de Nietzsche.(5 referencias ).
Jung, C.G, Trabajos Recopilados de C.G. Jung, Vol. 2 o Ea., Prensa A de la Universidad de Princeton, 1970. 260 p. ( pags. 109-134).
Sobre desórden de ánimo maníaco
Algunos casos de comportamiento hipomaníaco crónico, están descriptos bajo los términos "desórdenes" maníacos en, un intento de arribar a una adecuada definición y calificación del desorden.
Ocasionalmente se genera una confianza-en-si mismo exagerada, productividad mental, y los conflictos con la ley no son suficientes para garantizar un diagnóstico de manía crónica, los síntomas cardinales de lo que son: labilidad Emocional con ánimo predominantemente exaltado, fuga de · ideas, distracciones, hiperactividad, inquietud, falta de reposo y -dependiente de estos síntomas- exagerada autoimportancia, ideas megalomaníacas, y otros defectos morales.
El término "manía crónica" parece demasiado fuerte, dado que estos son casos de estados hipomaníacos que no pueden ser considerados como psicóticos
Los síntomas maníacos relativamente moderados no son manifestaciones parciales de una manía periódica y se encuentran muy rara vez en forma aislada, pero están frecuentemente combinados con otros síntomas psicopáticos.
En la relación entre el intelecto y la voluntad, el papel jugado por el intelecto es principalmente el de un subsidiario, ya que imparte a las ya existentes caracterologías la aparición de una lógica secuencia de ideas existiendo y frecuentemente permite que persona construya motivaciones intelectuales luego del acto construir intelectual
La motivación principal por cualquier acción anormal debería estar buscado en el marco afectivo. En la literatura en personas moralmente defectuosas, la excitabilidad emocional y labilidad son frecuentes.
Se concluye que los desórdenes maníacos son una condición clínica perteneciente al campo de las psicopatías caracterizado por un estable complejo hipomaníaco de síntomas que generalmente remiten a la juventud.
Exacerbaciones de periodicidad incierta pueden ser observadas; ya que el alcoholismo, criminalidad, demencia moral, y la inestabilidad o incapacidad social son, en estos casos, síntomas dependientes que el estado hipomaníaco plantea.( 11 referencias. ).
Jung, C.G, Trabajos Recopilados de C.G. Jung, Vol. 2 o.Ea., Prensa A de la Universidad de Princeton, 1970. 260 p. ( pags. 137-156).
Un caso de estupor histérico en una prisionera en detención.
En el cuadro clínico de una mujer de 48 años es presentado el estudio de la histeria y Peronalidad borderline .
La paciente fue arrestada por un cargo de robo y encarcelada.
La siguiente mañana fue encontrada parada rígida al, lado de la puerta de la celda y se puso furiosa con los carceleros, demandando le fuera devuelto el dinero que le habían robado. Durante el atardecer estaba totalmente desorientada con una carencia casi completa de memoria,. Generaba fácilmente cambios de ánimo, ideas megalomaníacas, discursos delirantes, insensibilidad completa a pinchazos profundos, temblores fuertes de las manos y cabeza, y la escritura vacilante y quebrada.
Pensaba que estaba en un hotel de lujo, y los carceleros eran huéspedes del hotel.
Estaba excitable, y a veces gritaba y vociferaba. Fue llevada a un asilo para evaluación médica.
Otros síntomas histéricos, proveyeron la base de diagnóstico para estado histérico limítrofe.
Un fenómeno acompañante de comportamiento estuporoso fue notado acompañando a la sintomatología.
En la soledad de su encierro S. se preocupó intensamente por su infortunio repentino.
Estaba preocupada acerca de su hija -arrestada con ella- quien se encontraba en las etapas últimas de embarazo, y acerca del cargo de robo (el cual posteriormente resultó falso)
Su "no saber" las respuestas a preguntas acerca de su vida es un fenómeno primario en el génesis de síntomas histéricos que Breuer y Freud han llamado conversión histérica.
En este caso, el factor determinante parece haber sido la idea de olvidar.
Su "no saber" es, en parte inconsciente y en parte un medio consciente de no querer saber.
Esta forma de enfermedad histérica -dejando de lado los complejos de borde, alucinaciones e ilusiones- pueden estar descrito como "psicosis de prisión" desde, que, con pocas excepciones, tales casos han sido observados solamente en prisioneros.( 13 referencias ).
Jung, C.G, Trabajos Recopilados de C.G. Jung, Vol. 2 o.Ea., Prensa de la Universidad de Princeton, 1970.260 p. ( pags.159-187).
Sobre demencia simulada
Una discusión sobre la detección de demencia simulada en entrevistas de diagnóstico psiquiátrico es presentado.
La exitosa simulación demanda fingir, auto-control, y la tenacidad psíquica.
Esto no puede estar logrado simplemente por mentir, porque la decepción debe ser sostenida consistentemente e invariablemente por semanas y meses, requiriendo de una cantidad extraordinaria de energía.
Los casos en los que la simulación cambia a estados limítrofes, se plantean al comenzar con una fuerte idea sensitiva, que se desarrolla a traves de la sugestividad en un automatismo.
Un gran número de afectados son histéricos y por lo tanto esto provee suelo favorable para la autosugestión y desajustes de conciencia.
Una confesión de simulación al final de un disturbio debe ser recibido con cautela, dado que en personas con disposición histerica, defectos de memoria que pueden ser desconocidos para el propio sujeto pueden ser descubiertos solamente por una exacta purgación.
Varios casos son citados demostrando sombras de simulación en pacientes acusados de crímenes.
El caso de una muchacha de 17 años de edad, quien creyó ella misma ser una santa, rehusándose a recibir alimentos, clavándose las uñas de los pies, etc. difícilmente pueden ser explicadas como simulaciones, pues los medios empleados no tienen ninguna relación con los resultados (ella deseaba estar con un familiar, un sacerdote) pero fueron simplemente síntomas de un desorden mental conocido.
Cuando un criminal simula demencia, es para poder ser transferido a un asilo. Pero cuando una muchacha histérica se tortura a si misma para aparecer interesante, ambos sentido y fin son el resultado de una actividad mental mórbida.
Se concluye que:
1) hay gente en quienes el efecto resultante de emociones violentas las muestra asimismo en la manera de la última confusión que podría ser descripta como "estupidez emocional"
2) actuando específicamente sobre la atención, los afectos favorecen la aparición de automatismos psíquicos en su sentido más amplio:
3) algunos casos de simulación son probablemente debidos al efecto resultante de emociones violentas y su automatización o (autohipnosis) y tienen que por lo tanto ser considerados como patológica.
4) complejo de Ganser en prisioneros pueden probablemente estar explicado de la misma forma e y estar considerados como síntomas automatizados estrechamente relacionados con simulación.( 32 referencias ).
Jung, C.G, Trabajos Recopilados de C.G. Jung, Vol.2 o.La Prensa de la Universidad de Princeton, 1970. 260 p. ( pags. 188-205).
Una opinión médica en un caso de demencia simulada.
La simulación de demencia está presentada e ilustrada en un informe detallado de un prisionero que demuestra inferioridad psicopática con simulación parcial de la consciencia, había llevado una existencia vacua, casado dos veces y había comprometido un número de robos.
Las desviaciones de personalidad que estuvieron consideradas como signos de degeneración incluían:
Hipalgesia, Daltonismo, atención reducida, comprensión pobre de cosas vistas y oídas, retraso, y carencia de precisión, todo lo cual más se asemejó mas casi a una degeneración congénita que cualquier enfermedad mental conocida.
Sus síntomas principales, inestabilidad de carácter y olvido, juegan un papel particularmente prominente en la Histeria.
Un intento anterior en suicidio fue definitivamente de carácter histérico
No tenía idea clara de lo qué r ganar mediante la simulación.
El prisionero actuó la parte de un maniático tan bien que algunas de sus acciones fueron difíciles de explicar como pura simulación Un factor patológico en su antecedente le permitió jugar su papel exitosamente.
Su intención para simular la demencia convirtió en una autosugestión poderosa que superó su conciencia e influenció sus acciones independientemente de su voluntad consciente.
Este desarrollo de simulación estuvo acompañado por fuertes afectos.
El mecanismo psicológico de su simulación sugiere que la debilidad psíquica inicial fue la causa final de la idea de simulación. En respuesta a preguntas específicas situadas por autoridades legales, el asilo decidió que el sujeto no estaba en mentalmente enfermo;
La condición, que existía probablemente ya desde su nacimiento, no lo eximió de responsabilidad para el robo, pero fue parcialmente responsable de la simulación.
Jung, C.G, Trabajos Recopilados de C.G. Jung, Vol. 2 o.Ea., Prensa de la Universidad de Princeton, 1970. 260 p.( pags. 209-218).
Una Tercera y final opinión en dos diagnósticos contradictorios psiquiátrica
La insuficiencia de opinión experta en cuanto a una competencia mental de la acusada está ilustrada en el caso de una mujer acusada de fraude después de haber obtenido dinero para pagar un boleto triunfante inexistente en la lotería Húngara.
Los aspectos interesantes del caso son que las opiniones están basadas solamente en informes acerca de la acusada, más que en entrevistas personales con ella, y que un principio concerniente a la relación de defecto moral de la histeria está involucrada.
Una opinión final estuvo formada después de una entrevista con la acusada, además de un estudio de los documentos.
En la primera opinión, el hallazgo más importante fue la presencia de histeria.
La opinión mantuvo que la mentira y el fraude no pueden ser juzgado de la misma manera en personas constitucionalmente histéricas como en gente normal pero encontraba a la acusada parcialmente responsable.
La segunda opinión también concluyó que la acusada sufrió de histeria.
Sus aberraciones ilegales fueron considerados como síntomas de su aberración histérica.
Fue, por lo tanto considerada incurable y totalmente irresponsable de sus actos.
Esta segunda opinión estableció que había una carencia total de sentimientos morales, pero una crítica de sus contenidos sostiene que tal defecto no es un síntoma histérico y no pertenece al carácter histérico.
El defecto y histeria moral son considerados diferentes condiciones que ocurren independientemente.
Una opinión final, que, en respuesta a las preguntas del magistrado, está de acuerdo con la opinión A, otorgando responsabilidad parcial, pero considerando el material adecuado solo en la opinión B, opina que la histeria no causa defecto moral, aunque Lo puede enmascarar o exagerar.
Ningunas de las opiniones demostró que la acusada estaba actuando bajo la compulsión de una persuasión patológica, una idea alucinatoria, o un instinto patológico e irresistible.
El punto de vista de B de opinión significa, en la práctica, el abandono del concepto científico de defecto moral, que puede excluir los defectos morales del concepto legal de demencia y sobrepoblar las instituciones mentales con criminales.
Jung, C.G, Trabajos Recopilados de C.G. Jung, Vol.2 o.Ea., Prensa de la Universidad de Princeton, 1970.260 p.( pags. 219-221).
Sobre el diagnóstico psicológico de hechos.
En un esfuerzo para establecer directamente el registro en cuanto al origen del concepto "diagnóstico psicológico de hechos", un número de artículos en diversos periódicos fueron citados en cuyos casos fueron discutidos.
En su propio trabajo y el de Riklin, "Las Asociaciones de Temas Normales", el concepto de complejo afectivamente cargado y sus efectos en las asociaciones está esbozado.
El diagnóstico psicológico puede estar aplicado a exponer un conjunto de ideas relacionadas con crimen presentándole el tema con una serie de asociaciones de palabra.
Jung le asigna crédito por el descubrimiento de este método a Galton o Wundt, pero reclama el origen de complejos afectivamente cargados para si mismo y su trabajo realizado en la clínica en Zurich.
Un informe de cartera está añadido, en el cual la existencia de un complejo de robo fue traído a la luz, por la aplicación de una secuencia de preguntas de asociación, después del cual el sujeto se quebró y confeso su culpa..

Suscríbete a nuestra Lista de Correos